Las autoridades colocaron este miércoles la primera piedra. | Redacción

7

La renovación integral del servicio de transporte terrestre interurbano dio este miércoles un nuevo paso con la colocación de la primera piedra de la futura cochera-taller de buses TIB que se construirá en el polígono de Inca.

Esta infraestructura forma parte de la nueva concesión del servicio de transporte público de la zona norte que gestionará el Grupo Ruiz y que se complementará con una cochera en Alcúdia y otra en Palma.

Las instalaciones de Inca tendrán capacidad para albergar a quince autobuses, un taller, dos surtidores de carga rápida de gas natural comprimido así como un túnel de lavado. El conseller Marc Pons asistió este miércoles a la colocación de la primera piedra de la cochera y anunció que la gasinera también podrá abrir para suministrar a particulares y empresas que opten por cambiar el combustible a gas natural.

La nueva cochera, que tiene un coste de 687.676 euros, estará finalizada antes de que comience el nuevo servicio de transporte que según Pons «será a lo largo del invierno».

Puerta a la Serra

El alcalde de Inca, Virgilio Moreno, mostró su «satisfacción por la apuesta que tanto el Govern como el Grupo Ruiz han hecho en nuestra ciudad».

Moreno señaló además que «se cumplirá una reclamación histórica de Inca y nos convertiremos en un gran hub del transporte en Mallorca. Además de ser una puerta a la Serra de Tramuntana mejorarán las conexiones al norte de la Isla, favoreciendo tanto al turismo como a los trabajadores de estas zonas con el incremento de líneas».