La Escolanía de Lluc afronta su futuro tras la COVID-19

| Palma |

Valorar:
preload
Los chicos pudieron volver hace unos días a las tutorías presenciales con sus maestros.

Los chicos pudieron volver hace unos días a las tutorías presenciales con sus maestros.

La Escolanía de Lluc es una de las instituciones educativas más carismáticas de Mallorca. Como al resto de la sociedad, la crisis sanitaria de la COVID-19 la ha afectado y ha obligado a sus responsables a replantear su futuro inmediato.

Magdalena Gomila, directora del centro afirma que lo más difícil ahora es trabajar sobre la incertidumbre. Los esfuerzos no obstante se están centrando en programar el nuevo curso en los tres escenarios posibles, presencial, semipresencial y telemático. La ratio del centro y sus instalaciones facilitarían la presencia de los alumnos, salvo en un nuevo confinamiento.

Su privilegiada ubicación en la Serra de Tramuntana se ha convertido en un gran potencial. Mientras se habla de las «escuelas en la naturaleza» como una de las soluciones más viables en la nueva normalidad, la Escolanía ya lleva desde hace mucho tiempo en una mecánica similar, formando parte desde 2005 del programa de centros ecoambientales de las Consellerias de Medi Ambient y de Educació i Cultura. «La naturaleza es a menudo un material didáctico para nosotros» afirma Gomila. Muchos padres se están interesando en el centro y lo consideran una buena opción en el panorama actual. Su entorno se ha vuelto más que un atractivo, una necesidad para muchas de estas familias. A esto se une el que en este próximo curso la titulación podrá ser doble por un acuerdo alcanzado con una High School americana. Con 35 alumnos, su «matrícula dinámica» estará abierta este año hasta septiembre.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.