El pasado marzo el tren de Sóller suspendió su conexión con Palma. | Redacción Part Forana

6

Tres meses después de que el tren de Sóller suspendiera totalmente el servicio entre Sóller y Palma coincidiendo con las primeras medidas de confinamiento por la pandemia de coronavirus y el estado de alarma, el popular transporte volverá a cubrir el trayecto entre la capital y el valle a partir del día 1 de julio. Igualmente se pondrá en marcha el servicio de tranvía entre Sóller y el Port.

La compañía Ferrocarril de Sóller suprimió también el servicio de tranvía por los mismos motivos unos días después de parar el tren, después de una autorización de la Direcció General de Transportes que llegó el 29 de marzo. En este caso el servicio se ha venido prestando mediante un microbús.

Según el presidente del Tren de Sóller, Oscar Mayol, «ya es hora de ir retomando la normalidad y de ponerse en marcha porque no podemos seguir así». Según Mayol «el jueves de esta semana se realizará el primer recorrido de prueba del tranvía ya que es obligatorio después de que los convoyes no hayan circulado durante meses y hay que comprobar el estado de las vías, de las catenarias y del material rodante». Las pruebas del tren se realizaran posteriormente pero Mayol no descarta que «si es posible», el servicio completo se pueda restablecer incluso a partir de la semana que viene.

Un centenar de trabajadores en ERTE

La puesta en marcha del tren y del tranvía supondrá la progresiva incorporación de la plantilla actualmente en ERTE. La empresa no ha revelado todavía el porcentaje de incorporación que habrá a partir de julio.

En total son cerca de un centenar los afectados. En todo caso el regreso del turismo será clave así como el uso que pueda hacer la población local durante este verano.