La maquinaria fue colocada en la zona para empezar las obras.

2

El tramo de la carretera entre Sóller y Fornalutx que ha tenido que cerrarse al tráfico por el derrumbe del muro del torrente que la sostiene deberá ser totalmente demolido y reconstruido, ya que los daños «son mayores de los que se estimaron en un primer momento».

El lunes el Consell de Mallorca anunció que esta carretera comarcal que une los núcleos de Sóller y Fornalutx, la más usada por los vecinos del Valle, se podría abrir de nuevo al tráfico en Nochebuena o Navidad, aunque los técnicos de este departamento habían afirmado antes que las reparaciones a realizar en el muro del torrente supondrían como mínimo un mes de trabajo.

Sin embargo el Consell ha rectificado esta previsión después de que este martes se celebrara una reunión entre los responsables políticos del departamento, los técnicos y la empresa encargada del mantenimiento de esta carretera.

Fuentes del Consell informaron que «en un primer momento no se observaron daños en el subsuelo pero por lo visto hay varias conducciones de servicios que se han visto afectadas por lo que se tendrá que demoler y reconstruir todo el muro.

Noticias relacionadas

Desde la institución insular no se ha querido aventurar ahora ninguna fecha para restablecer el tráfico, pero apuntan que «se abrirá enseguida que se exista la debida seguridad para los usuarios».