La pasión viajera de la poeta Maria Antònia Salvà

| Llucmajor |

Valorar:
preload
Se acerca a la figura de Salvà y su obra a través de los viajes que ésta hizo a lo largo de su vida.

Se acerca a la figura de Salvà y su obra a través de los viajes que ésta hizo a lo largo de su vida.

09-12-2019 | Redacción Part Forana

«El verdadero legado de la poeta Maria Antònia Salvà es todo lo que queda por descubrir, ya no solo de su obra sino de ella misma como mujer intelectual e independendiente». Son las palabras del historiador del arte Jaume Bernat Adrover, autor de la ponencia sobre la poetisa Maria Antònia Salvà titulada Maria Antònia Salvà, incitació al viatge.

Se acerca a la figura de Salvà y su obra a través de los viajes que ésta hizo a lo largo de su vida intentando desgranar, a través de sus periplos, la figura de la poeta como mujer, su carácter y su visión del mundo más allá de los estereotipos que durante décadas han rodeado a esta ilustre llucmajorera.

Mujer dinámica

Adrover explicó que, basándose en una Salvà como mujer viajera y dinámica dividió su ponencia en dos partes: la primera en la que la poetisa realiza su viaje vital por toda la Isla para dar a conocer a los mallorquines los lugares de una Mallorca desconocida muchas veces por éstos y que habían sido primero descubiertos por los visitantes extranjeros. Salvà incorporará dichos parajes en su obra.

El historiador destaca que «este viaje será vital porque durará toda su vida, los seguirá frecuentando y recorrerá el itinerario marcado por grandes personajes como el Archiduque Luis Salvador o George Sand».

La segunda parte se basa en el viaje a Oriente que llevó a cabo en el año 1907 a los 37 años de edad con un grupo de viajeros y el cual Adrover califica de un «viaje de peregrinación» a Tierra Santa. Durante sus viajes se fijó en los roles de la mujer en diferentes sociedades y culturas y nutrió su obra de esta experiencia con el libro Viatges a Orient.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Bob Esponja
Hace un mes

Debo ser ya muy mayor porque de pequeño recuerdo que no había mujeres poetas. Había poetisas. Tampoco había actoras sino actrices. Cómo cambian los tiempos !!!

Valoración:8menosmas

María Antonia Salvá
Hace un mes

'Benhaja el mortal que avui per sa boca pot tastar sa coca del temps de Nadal; que a mi, amb el meu mal, per no estar dejuna, patorrat em cal de farina bruna Farineta bruna, oli sense sal... Visca el General de l'Espanya una! Farineta bruna, oli sense sal, això és lo que em cal. Visca el General!'

Valoración:6menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1