El alcalde de Calvià, Alfonso Rodríguez (izquierda) y la primera teniente de alcalde, Nati Francés (derecha), se reunieron este miércoles con la presidenta del Govern, Francina Armengol, para tratar, esencialmente, sobre temas de vivienda.

13

Ninguna empresa constructora se ha presentado al concurso para la adjudicación de las obras de la primera fase del proyecto de 88 viviendas sociales en la avenida de s’Olivera, en Magaluf.

El alcalde Alfonso Rodríguez (PSOE) reconoció ayer, tras reunirse con la presidenta del Govern, Francina Armengol, en el Consolat, que el concurso convocado por el Instituto Balear de la Vivienda (Ibavi) para la adjudicación de las primeras 48 viviendas de protección pública ha quedado desierto, después de que el pasado mes de marzo se licitara el proyecto. De hecho, el Ibavi ya había dispuesto de un expediente de gasto de 5,2 millones de euros para financiarlo. Ahora, deberá volver a convocar el concurso y, lo más probable, revisar las condiciones de adjudicación del mismo.

La ejecución de la primera fase del proyecto debe llevarse a cabo en dos solares (uno propiedad del Ajuntament de Calvià y el otro del Ibavi) que suman una superficie de 2.147 metros cuadrados. El proyecto social que, de momento, no ha encontrado empresa constructora que la quiera llevar a cabo, permite la ejecución de un conjunto de viviendas que deben cumplir con los indicadores en materia de eficiencia energética, consumo de agua, reducción de residuos y de la emisiones de CO2 durante la ejecución de las obras. Todo, con la idea de favorecer así el diseño de propuestas innovadoras en todos estos ámbitos. El proyecto final surgió del concurso de ideas que organizó el Ibavi junto al Col.legi Oficial d’Arquitectes de les Illes Balears (COAIB), resultando ganador el presentado por los arquitectos Adrià Tales e Itziar Lafuente.

Por otra parte, en el transcurso de la reunión mantenida ayer entre el alcalde Rodríguez y la presidenta Armengol, además de tratar sobre la creación de vivienda social en las reservas estratégicas de suelo de que dispone el Consistorio calvianer, también se insistió en la necesidad de control del turismo de excesos en los polos vacacionales del municipio y de la necesidad de concretar cambios legislativos al respecto.