Imagen de edificaciones del Polvorí de na Baiana. | MANUEL AGUILERA/J.J.SERRA

10

La posibilidad de rehabilitar el antiguo polvorín de na Baiana para convertirlo en un hotel rural empieza a desvanecerse. El Ajuntament de Calvià anunció este lunes su propuesta de denegar la licencia urbanística para la reconversión de las viejas infraestructuras militares en un establecimiento hotelero de alto standing.

El Consistorio calvianer adopta tal decisión después de que la junta de gobierno local haya considerado que no se puede otorgar el cambio de uso que se solicita por tratarse de una zona de especial protección y con un alto valor paisajístico. Según el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) del término municipal de Calvià, el polvorín de na Baiana –situado en las estribaciones de la sierra de na Burguesa– tiene calificación de suelo rústico protegido en su categoría de Área Natural de Especial Interés (ANEI). Asimismo, detallan desde la corporación presidida por el alcalde Alfonso Rodríguez (PSOE), las antiguas edificaciones militares figuran recogidas en el catálogo de bienes patrimoniales a proteger en el término municipal de Calvià, «y la intención del Ayuntamiento es aumentar su grado de protección en la revisión del PGOU».

El proyecto presentado por la promotora propietaria de las edificaciones del antiguo polvorín (Orquídea Palma SL, sociedad administrada por el empresario Matthias Kühn), desafectadas por Defensa en 1998 y posteriormente sacadas a subasta pública, implica el cambio de uso de las instalaciones militares «y la construcción de una nueva edificación para convertirlas en un hotel rural», aseguran desde el Ajuntament de Calvià.

Estas mismas fuentes advierten de que el propio ayuntamiento ya había informado de manera desfavorable sobre la declaración de interés general solicitada por Orquídea Palma SL en julio del año 2017. Un informe negativo cimentado en la línea política de apuesta por la protección territorial y la preservación de espacios de alto valor paisajístico.

De esta manera, este lunes, una vez concluido el proceso administrativo preceptivo, la junta de gobierno local del Ajuntament de Calvià decidió denegar la licencia urbanística solicitada para el cambio de uso, cuya concesión es condición sine qua non para poder desplegar un proyecto como el de la conversión de las dependencias del antiguo polvorín en hotel rural.

Una negativa que la junta basa en las restricciones que determina el PGOU de Calvià, así como las Directrices de Ordenación del Territorio (DOT) y la Ley de Espacios Naturales (LEN). Ahora, Orquídea Palma SL tiene un plazo de 15 días para presentar alegaciones.