A finales de mes se empezará a recibir el fruto en la entidad agraria para la preparación de oliva de mesa. | Lluc Garcia

1

La Cooperativa Sant Bartomeu no ha cambiado sus previsiones de una buena temporada de aceituna en Tramuntana y ya ha reunido a los productores de olivar de Sóller y Fornalutx para proporcionar las indicaciones para el inicio de temporada que se prevé que empiece a mediados de este mismo mes o un poco más tarde, dependiendo de las zonas.

La temporada olivarera se iniciará con la recogida de la aceituna verde destinada a su preparación para la mesa, en la modalidad de olives trencades. Según ha explicado Miquel Gual, presidente de la entidad agraria, «los productores recibirán el mismo precio que el año pasado y podrán comenzar a aportar cosecha a finales de este mismo mes».

La falta de lluvias hacía temer que este año la cosecha pudiera tener una importante merma pero ya el mes pasado la Cooperativa auguró un buen año, aunque condicionado a las lluvias de finales de agosto. Las precipitaciones han sido por ahora escasas en la zona, pero este hecho ha favorecido hasta ahora una poca incidencia de la mosca del olivo, por lo que el fruto que está en el árbol está en muy buen estado. Las últimas lluvias han contribuido un poco a su hidratación por lo que pronto se podrá recoger. Los productores recuerdan que el año pasado fue «muy malo» mientras que hace dos años fue «excepcional» , alcanzándose cifras históricas de producción.

En cuanto a las cifras, la Cooperativa todavía no se pronuncia pero se calcula que la producción total de la temporada se situará alrededor de un 30 por ciento por debajo la del 2017 lo que equivale a una producción media de un año normal.

En 2017 la aceituna de mesa procesada alcanzó solamente en la Cooperativa las 90 toneladas.