Se deberán realizar pruebas de ADN para identificar los restos. | Tomeu Riera

3

La portavoz del Govern balear, Pilar Costa, aseguró este viernes que la Conselleria de Salut de realizará un informe sobre lo ocurrido en el cementerio de Ses Coletes de Manacor y no descarta sanciones para el Ajuntament de Manacor, responsable de la gestión del campo santo.

La Conselleria ya se ha puesto en contacto con el actual equipo de gobierno municipal para que este les facilite información y poder iniciar una inspección desde el departamento de Sanidad Mortuora. Dependiendo de lo que indique el informe, el Consistorio podría enfrentarse a una sanción como principal responsable. Costa aseguró este viernes durante de prensa posterior al Consell de Govern que ya se verán «las consecuencias» del informe.

Algunos de los restos hallados son identificables, pero se deberán realizar pruebas de ADN para confirmar todas las identidades. Una vez realizada la identificación, los restos se colocarían en unos nuevos nichos, pero existe la posibilidad de que se trasladen a la fosa común.

Las exhumaciones realizadas con más de 5 años de antelación se consideran restos cadáveres y estos pueden ser depositados en la fosa común, siempre con el consentimiento de la familia. Sanidad Mortuaria, por su parte, alega que de momento están buscando información y documentación para tener una base de la que partir antes de ordenar cualquier acción.

Noticias relacionadas

Todo apunta que los restos de los difuntos fueron exhumados durante las obras de reforma del cementerio en los años 1982-1983, aunque una vez finalizadas las obras jamás fueron recolocados sino que quedaron olvidados en cuatro almacenes. El problema es que en el registro del cementerio se debería plasmar todos los movimientos.

El equipo de gobierno del Ajuntament se ha mostrado dispuestos a cooperar en la investigación de la Conselleria de Salut para esclarecer los hechos.

El caso de 1997

Sanidad Mortuoria es quien se encarga de realizar inspecciones en los cementerios para determinar si se cumplen las condiciones de sanidad. Ya en 1997 encontraron en Manacor un depósito ilegal con quince cadáveres, más de sesenta cajas con restos humanos y una docena de ataúdes con sus cadáveres respectivos. Ahora no desartan que se pudiera tratar de la misma zona o incluso por las mismas causas. Por eso harán un proceso de investigación para atar los cabos sueltos.