Reforma de la terraza del albergue de La Victoria, en 2017, cuando se eliminaron filtraciones. | Efe

33

La consellera d’Afers Socials i Esports, Fina Santiago, anunció este jueves por sorpresa que a partir del próximo lunes 15 de julio el Govern cierra todas las habitaciones del albergue juvenil de La Victòria situado en el municipio de Alcúdia. Ya ha comenzado a ofrecer a las 1.567 personas que habían reservado plaza para sus vacaciones y colonias entre el 15 de julio y el 30 de septiembre un alojamiento alternativo en tiendas de campaña en el campamento de La Victòria. La cocina y el comedor del albergue seguirán funcionando para dar servicio al campamento.

El motivo del cierre en plena temporada alta es un informe técnico que el pasado mes de abril advertía a IB-Jove de la necesidad de una actuación inminente o clausura de las instalaciones, dado que el albergue no cumple con la actual normativa de seguridad.

El nuevo reglamento exige, entre otras cuestiones, una segunda escalera de incendios. La consellera explicó este jueves que también hay una pared exterior que sufre desprendimientos y que se aprovechará para instalar un ascensor. Se estima que las obras costarán más de 1 millón de euros.

Santiago dice que actúa por «prudencia» al considerar que cuando los técnicos hablaron de una necesidad «inminente» (aunque puede entenderse que «inminente es un plazo subjetivo»), pasados cuatro meses y «visto que desde abril no se ha avanzado en el procedimiento administrativo, la inmediatez está superada».

A pesar de la complicada decisión que ha adoptado Santiago tras asumir la gestión de Esports (antes dependiente de la Conselleria de Cultura), la consellera ha querido hacer un llamamiento a la calma dirigido a las familias que se alojan o tienen a sus hijos o hijas en el albergue: «Que estén tranquilos, que no estamos cerrando por una situación de urgencia, sino por una cuestión de seguridad, porque lo tenemos en un documento por escrito que nos dice que es necesario reforzar con una segunda escalera de evacuación, pero el edificio está en perfectas condiciones, tiene licencia de actividad y lo hacemos con carácter preventivo». Santiago aseguró que la decisión se ha tomado de acuerdo con Joan Ferrà, anterior y actual director de IB-Jove.

La consellera se desplazó este jueves hasta el albergue para comunicar a los trabajadores que sus empleos están garantizados. El Govern centra ahora sus esfuerzos en derivar a todos los huéspedes afectados (la mayoría de ellos niños y jóvenes) a otros alojamientos.

La primera opción es el campamento de La Victòria, situado en el mismo monte público y equipado con tiendas de campaña. Hasta ahora alojaba a 210 personas pero ha incorporado 21 tiendas más (de entre 5 y 8 plazas) y el Ejército ha prestado además tiendas al Govern para alojar hasta 70 personas.

La intención de Santiago es poder reabrir el albergue en el verano del 2020 para lo que valora declarar las obras de interés autonómico.