Las mujeres, ataviadas con las vestimentas y herramientas que usarán en el Simulacre, ‘filoses’ y ‘falçons’.

11

Las pollencines ya calientan motores para incorporarse al simulacro de Moros i Cristians de Pollença en el bando cristiano el próximo 2 de agosto, armadas con filoses y falçons.

Cerca de un centenar de mujeres asistió el jueves por la noche a la reunión convocada en Can Llobera por el colectivo feminista ‘La Mala Pècora’ en la que se presentó públicamente la propuesta de recuperar el papel que la mujer jugaba en el Simulacre de Moros i Cristians en 1858 y que desapareció y quedó silenciado con el paso del tiempo.

«A la vez que se avanza en igualdad y respeto en la participación de las fiestas se visibiliza la figura de las mujer en espacios en los que ha sido invisibilizada, recuperando parte de la versión más antigua que conocemos del Simulacro, correspondiente a 1858 y que describe Ramon Picó i Campamar», dice el colectivo feminista.

Las mujeres podrán participar en el Simulacro ya sea activamente en la batalla, haciendo barrera o dando apoyo desde fuera.

Las pollencines cuentan con el apoyo explícito del Ajuntament de Pollença para incorporar el batallón de mujeres a la altura de Sant Jordi. Las participantes deberán llevar la tradicional vestimenta blanca del bando cristiano, la cabeza cubierta con un pañuelo y como armas filoses y falçons.
El jueves se reunió también la comisión de fiestas en el Ajuntament que se comprometió a trabajar para hacer realidad la incorporación del batallón de mujeres. Se trabajará para garantizar la seguridad de las participantes.