Éric Jareño en su nuevo despacho de alcalde de Llucmajor. | Redacción Part Forana

14

«Creo que mucha gente pensaba que sería un municipio ingobernable, pero con diálogo y consenso hemos conseguido llegar a acuerdos que parecían imposibles». De esta manera, el nuevo alcalde de Llucmajor, Éric Jareño Cifuentes (Llucmajor, 1989), explica el acuerdo alcanzado primero para ser elegido alcalde con el apoyo de Vox y el exregidor de esta formación, y después para formar gobierno junto a Ciudadanos, Llibertat y ASI.

No ha sido tarea fácil. Cabe recordar que en el equipo de gobierno de Jareño hay dos partidos, Llibertat Llucmajor y ASI, que durante la campaña electoral se han denunciado en distintas ocasiones. Pese a ello, el nuevo alcalde popular destaca el consenso. «Desde la primera reunión para formar gobierno, todos los grupos se mostraron muy predispuestos a colaborar. Somos un equipo con ilusión y muchas ganas de trabajar para Llucmajor», indica.

Tras las reuniones mantenidas se prevé que este martes se haga público el repartimiento de áreas. «Queremos que cada regidor se encargue del departamento que más se adapte a su perfil profesional». También recuerda las palabras que dijo en su investidura: «Creo que somos gente muy humilde, con ganas de aprender y aportar nuestra experiencia. Venimos a sumar. Dedicaremos un tiempo limitado a la política, dejamos nuestro trabajo para la política, y no para vivir de ella. Aportaremos nuestras ideas, trabajaremos duro y dejaremos paso a otros», recuerda.

Entre los principales retos que se marca Jareño y que se reflejan en las 11 páginas del Acuerdo de Gobernabilidad firmadas por PP, Cs, Llibertat y ASI, destaca «la mejora de los servicios y especialmente la limpieza y la seguridad. También abriremos y modernizaremos la manera de trabajar en el Ajuntament», añade mientras recuerda que «queremos hacer una política a pie de calle».

Noticias relacionadas

Sobre sus socios, el nuevo alcalde asegura que «hay que agradecer la generosidad de Vox que me dio su apoyo para que no gobernase la izquierda». De Llibertat manifiesta que «han trabajado mucho estos últimos años y ello se ha traducido en votos». De Ciudadanos y ASI también valora su apuesta por consensuar un programa común.

Pese a mostrar su apoyo por José Ramón Bauzá, Jareño explica que ha contado con «el apoyo y muy buena relación con Company». No en vano, el llucmajorer se alza con la vara del mayor municipio gobernado por los populares en la Isla.