Oliver, de Més-Esquerra, será el alcalde si hay entente. | Redacción¶

2

Mientras que en la mayoría de municipios los pactos postelectorales se cierran o están muy avanzados, en Manacor los partidos de izquierdas (Més-Esquerra, PSOE y Unides Podem) siguen con las reuniones sin conseguir cerrar un acuerdo de gobernabilidad en firme para los próximos cuatro años.

Las negociaciones se centran ahora en el programa que se debe ejecutar los próximos cuatro años, aunque se ha avanzado en acordar que Miquel Oliver, de Més-Esquerra, sea el alcalde durante toda la legislatura.

De hecho, los representantes de las tres formaciones mantuvieron una reunión este lunes que duró cerca de cuatro horas. En ella se pusieron en común los programas electorales y está previsto que este martes se vuelvan a encontrar para «cerrar el acuerdo», según la socialista Núria Hinojosa, que se muestra confiada en que se conseguirá.

El único edil de Unides Podem, Carles Grimalt, también confía en alcanzar un acuerdo y mantener vivo el espíritu de los 144 días (el tiempo que la izquierda gobernó en Manacor hace cuatro años). «Estamos seguros que llegaremos a un acuerdo sin tener que renunciar a nuestros principios y entendiendo que las áreas que tenemos que gestionar deben tener peso», según Grimalt, que continua diciendo que «estamos para servir al pueblo, no para hacer chantaje a nadie y menos a un alcalde que tiene toda la legitimidad para serlo. Trabajaremos en el programa y esperamos que se incorporen un número importante de las 150 propuestas que presentamos desde Unides Podem».