Ni de la iglesia, ni de los Amorós: el estandarte de la trienal de Alcúdia es público

| Alcúdia |

Valorar:
preload
Imagen de archivo de la tradicional procesión del Sant Crist, a la que los ‘alcudiencs’ rinden especial devoción.

Imagen de archivo de la tradicional procesión del Sant Crist, a la que los ‘alcudiencs’ rinden especial devoción.

26-07-2016 | Pere Bota

El estandarte del Sant Crist, que un miembro de la familia Amorós porta durante la tradicional procesión de la trienal, no es propiedad de la parroquia ni de la familia Amorós, como se creía hasta ahora, sino del Ajuntament.

El alcalde de Alcúdia, Toni Mir, encargó a dos expertos (el archivero Toni Mayol y Juan Saurina) un informe para discernir la propiedad de la pieza que se encuentra en un avanzado estado de degradación y se ha confirmado que el estandarte lo pagó el ayuntamiento.

Ante esta situación, el alcalde Toni Mir se puso en contacto con la parroquia y con la familia Amorós y las tres partes han acordado fimar un convenio que reconoce la propiedad municipal, pero a la vez garantiza que el estandarte estará depositado en el museo parroquial y que un miembro de la familia Amorós lo seguirá sacando en la Trienal del Sant Crist, que se celebrará precisamente el próximo 26 de julio.

El alcalde agradece la disposición del rector y de la familia Amorós para llegar a este acuerdo.

El Ajuntament ha enviado a restaurar el estandarte a Tarragona para que pueda estar a punto para el 26 de julio. El arreglo costará 5.400 euros. La procesión del Sant Crist se celebra cada tres años desde 1697 para rememorar un hecho milagroso ocurrido en 1507, cuando según la tradición católica, en plena sequía la imagen del Sant Crist sudó sangre y agua.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

manumenorca
Hace 5 meses

... creía que estábamos en el siglo XXI... hay ceremonias que deberían ir cayendo en desuso por su propio peso...

Valoración:-9menosmas

Augur
Hace 5 meses

Parece justo. Es la bandera de Alcudia, que venció en la defensa de la vida de los refugiados en la ilustre e invicta ciudad. La cruz blanca fue un añadido posterior, probablemente por estar depositada en la iglesia. De una vez por todas hay que recordar que los ciudadanos de Alcudia defendieron y acordaron con los agermanados la santa quitación o sea la anulación de los ignominiosos impuestos, pero nunca aceptaron el vil asesinato de ciudadanos refugiados de la barbarie imperante.Dedicado a mi pequeña patria Alcudia.

Valoración:14menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1