El nuevo punto verde de Inca, situado en el Camí Vell de Santa Magdalena, ha contabilizado 2.526 vehículos en el mes de marzo.

4

La implantación progresiva en Inca del sistema de recogida selectiva de residuos ha logrado un espectacular aumento en el caso de los envases ligeros, que ha triplicado los registros en relación al mes de marzo de 2018 con el del actual ejercicio.

En marzo del año pasado se consiguieron recoger 22,6 toneladas de envases de plástico, latas y briks mientras que en el mismo periodo de 2019 se han alcanzado las 75,2 toneladas, lo que supone una diferencia de 52,5 toneladas.

Buena parte del mérito se debe atribuir «a la implicación de los vecinos con el sistema de recogida selectiva. Son unos resultados muy positivos y más si se tiene en cuenta que estamos en plena implantación del sistema en las barriadas de Inca», explica el regidor de Medio Ambiente, Àngel Garcia.

Los resultados al alza se repiten en la recogida de cartones y vidrios. En el primer caso se ha pasado de las 59 toneladas de marzo de 2018 a las 89,6 de este último marzo mientras que en el vidrio las cifras van de 30,6 toneladas a 41,2 en el mismo periodo.

En cuanto a la recogida de orgánica la evolución ha sido de 49,2 toneladas en septiembre de 2018, 66 toneladas en enero de 2019 y 110 toneladas en el mes de marzo.

El motivo de este aumento se debe a la puesta en marcha del puerta a puerta en Crist Rei en el verano del año pasado y la inclusión en el servicio en la zona del centro y en el barrio de So na Monda.

Incineración
Estos registros repercuten en el pago que debe realizar el Ajuntament d'Inca para la incineración de residuos.

El consistorio calcula que este pasado mes de marzo ha dejado de pagar unos 60.000 euros en materia de incineración y, de seguir con estas cifras, el ciudadano notará una reducción del importe en las tasas de los próximos años.

Por otra parte, el nuevo punto verde situado en el Camí Vell de Santa Magdalena, frente al matadero, ha registrado la entrada de 2.526 vehículos desde su apertura el 3 de marzo hasta el 30 del mismo mes. Este hecho supone que ha pasado una media de 81 vehículos diarios por estas instalaciones.

Residuos orgánicos

La implantación de la recogida selectiva orgánica en diferentes barrios de Inca ha logrado que en marzo se hayan recogido 110 toneladas de esta fracción. En enero de 2018 fueron 66.