Autobús lanzadera ante el faro de Formentor. | Maria Nadal

3

Las restricciones de tráfico que limitan el paso de vehículos privados por la carretera de Formentor en temporada alta se extenderán en 2019 a los meses de junio y septiembre.
Desde el 15 de junio y hasta el 15 de septiembre entre las 10 y las 19 horas solo podrán circular entre la playa y el faro los vehículos privados previamente autorizados (vecinos, personal de mantenimiento y trabajadores), las bicicletas y los autobuses lanzadera habilitados por el Govern. Así lo acordaron este lunes todas las administraciones implicadas en el plan de choque contra la masificación de las carreteras en espacios sensibles de Balears que se probó por primera vez en julio y agosto de 2018.

Representantes de la Dirección General de Tráfico, de la Guardia Civil, del Govern, del Consell, de la Autoritat Portuària y del Ajuntament de Pollença se reunieron ayer para consensuar un paquete de medidas mínimas que, aunque supone avances respecto al plan piloto de verano de 2018 (solo se cerró en julio y agosto) no da el visto bueno a la propuesta municipal (la más proteccionista) que apostaba por extender el tramo de tráfico restringido a toda la carretera de Formentor.

A seis meses de que se inicie la nueva fase de restricciones muchos son los flecos aún por atar pero las administraciones han querido cerrar ya un acuerdo de mínimos que se publicará formalmente en el BOE antes de que finalice el año dando así cobertura legal al nuevo modelo.

El alcalde de Pollença, Miquel Àngel March, explicó que entre las cuestiones que están sobre la mesa, se plantea la habilitación de una especie de rotonda, (no física sino probablemente pintada o con elementos móviles) en la entrada del aparcamiento de la playa para evitar que se repitan los colapsos vividos la temporada pasada que obligaron incluso a suspender durante varias horas el servicio de buses lanzadera porque no se podía circular.

Para contribuir a evitar el colapso el Govern quiere reforzar los buses lanzadera con nuevas frecuencias y las administraciones extenderán las campañas informativas a todos los agentes turísticos de la Isla (agencias, rent a car, hoteles...) y no solo a los de Alcúdia y Pollença.

El Ajuntament facilitará a Tráfico un listado de las matrículas de los vehículos autorizados y la idea es que se instalen cámaras con lectores de matrículas que permitan realizar un control automático para sancionar a los infractores. Cabe recordar que la Guardia Civil es la única competente para imponer multas en esta vía.

La temporada pasada el Ajuntament puso un servicio de información en el inicio del tramo restringido pero su personal no estaba facultado para imponer sanciones ni tan solo para impedir el tráfico con barreras.