El rescate del túnel por parte del Consell obliga a dotar de más seguridad a esta instalación pública. | Pere Bota

36

El Consell de Mallorca ya ha encargado un estudio técnico sobre las alternativas para garantizar la evacuación del túnel de Sóller, aunque la opción que cuenta con más opciones es la construcción de una vía paralela sobre la que ya existe una primera estimación de gasto: entre 20 y 30 millones de euros, según la consellera de Territori del Consell, Mercedes Garrido.

La opción de enlazar los dos túneles, el de tren y el de carretera, a través de una vía subterránea está prácticamente descartada porque no están al mismo nivel y el túnel del tren tiene un paso de evacuación muy estrecho. En estudio está la construcción de una vía paralela, pero falta por determinar si será al mismo nivel, por debajo o por encima del túnel actual.

El Consell ha hecho una consulta previa a Emergències para determinar qué condiciones básicas debe reunir esta vía de evacuación y la respuesta es que, como mínimo, debe poder pasar un vehículo, por lo que el túnel deberá tener unas dimensiones mayores de las esperadas.

Esta circunstancia tiene una consecuencia directa: el presupuesto de ejecución también será mayor del que se esperaba en un primer momento lo que a su vez provoca que el Consell no pueda afrontar la obra con recursos propios. La consellera de Territori ya se ha puesto en contacto con el Ministerio de Fomento para que la obra pueda financiarse con cargo al convenio de carreteras. Garrido ya ha pedido una reunión con el ministro, José Luis Ábalos, para negociar con él la incorporación de esta obra a este documento.

La propuesta del Consell implicará sacar del convenio algunas de las grandes obras viarias pactadas en su día y que ya no se harán y, a cambio, incluir esta infraestructura que es urgente y necesaria.

El actual túnel está considerado como uno de los más peligrosos de Europa porque no tiene ninguna vía de evacuación. La construcción de esta vía no estaba incorporada en las condiciones cuando se hizo la concesión de la obra, pero una vez que el Consell se ha hecho cargo de esta instalación es obligatorio hacerlo. «Un túnel de esta longitud debe tener una vía de evacuación segura».