0

Los trabajadores del Tren de Sóller han decidido en asamblea iniciar el próximo sábado movilizaciones para presionar a la empresa a plantear «sin amenazas» una nueva propuesta de convenio colectivo que mejore sus condiciones y no implique «perder derechos».

El comité de empresa, compuesto por UGT y CCOO, ha asegurado que «no hay avances» tras meses de negociación y que «las cosas están peor que el primer día». «Estamos lejos de los principales objetivos propuestos al inicio», han lamentado en un comunicado remitido por UGT.

Según han explicado, los empleados del Tren de Sóller que asistieron a la asamblea del 13 de septiembre aceptarían la propuesta económica hecha por la empresa del 1 por ciento sobre el IPC «siempre y cuando se mantenga el actual articulado del convenio».

Consideran que esta subida salarial es «escasa», pero aseguran que se conformarían si la empresa renunciase a ligar este incremento a la modificación de un artículo del convenio en el que se establece que la antigüedad debe tenerse en cuenta para que un fijo discontinuo pase a ser fijo de todo el año.