Controversia. Por una parte, hay los que reclaman una mejora de la carretera para evitar su alta siniestralidad y, por otra, los que critican que se trate de una obra desmesurada que nada tiene que ver con las mejoras puntuales que creen necesarias. | Redacción Part Forana

25

El Consell de Mallorca ha ganado el recurso presentado en mayo contra la adjudicación de las obras de la autopista de Llucmajor a Campos por la unión temporal de empresas (UTE) que quedó en segundo lugar (Aglomerados Mallorca y Vías y Obras Públicas). El recurso fue interpuesto ante el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales de Madrid y ahora a resuelto a favor del Consell con lo que se da luz verde definitiva a la construcción de la nueva vía.

Desde el departamento de Carreteres del Consell señalan que «el tribunal asegura que la ampliación del plazo de tres días para solucionar la falta de documentación que dio el Consell a Aglomerados Felanitx está prevista en la Ley de Contratos del Sector Público, así como el plazo de las notificaciones».

De esta manera, con la resolución del recurso, se da el visto bueno al inicio de todos los trámites previos al inicio de las obras y que el Consell tenía previsto realizar durante este verano. Así, ahora, los siguientes pasos a llevar a cabo pasan por constituir la unión temporal de las empresas ganadoras: Constructora Pirenaica (COPISA) y la empresa mallorquina Aglomerados de Felanitx (AFEX).

Después se debe visar el proyecto en el Col·legi d’Enginyers de Camins, Canals i Ports de les Balears y el Col·legi d’Enginyers Tècnics d’Obres Públiques; emitir un informe jurídico por parte del Consell de Mallorca y redactar y firmar el contrato administrativo. Y finalmente, después de todo esto, deberá ser el director de la obra y el apoderado de la UTE los que tendrán un mes para hacer la comprobación de replanteo del proyecto e iniciar las obras. En definitiva, algunas fuentes señalan que el posible inicio ya seria durante el mes de octubre o noviembre.

Recordemos que la construcción de la autopista entre las localidades de Llucmajor y Campos fue aprobada el pasado mes de mayo con la unanimidad de los partidos políticos representados en el Consell de Mallorca. PSOE, Més y Podem en el gobierno insular y los votos también favorables de los representantes de la oposición PP, PI y Ciudadanos.
El presupuesto de la obra es de 27.494.171 euros, y el plazo de ejecución, de veintidós meses.

En su momento, el departamento de Carreteres del Consell hizo publica una encuesta realizada a los vecinos de toda la Isla y especialmente a los de los pueblos afectados en la que se indicaba que la mayoría de vecinos también apoyaban una mejora de la vía entre ambos municipios.

A la vez, estas semanas se ha activado la plataforma antiautopista y la campaña ‘Pus carreteres’ que denuncia el elevado consumo de territorio que supondrá la construcción de una carretera de la que critican también que se pasará de una carretera de 8,10 metros a una autopista y viales de un total de 42 metros de anchura de calzada.