Vista aérea de la cantera de Can Negret, de la que desde 1982 se han extraido varios millones de toneladas.

La fábrica de cemento de Lloseta, perteneciente a la multinacional Cemex, ha presentado recientemente un proyecto para extraer un máximo 15 millones de toneladas de materia prima hasta el 2032 de la cantera de Can Negret, situada en el término municipal de Alaró, pero a pocos kilómetros de la planta de Lloseta. Si la Conselleria lo autorizara se podrían extraer, pues, un millón de toneladas al año. De dividir esta cantidad por los 365 días del año, sale un consumo medio diario de 2.739 toneladas.

La multinacional ha presentado ese proyecto ante la Conselleria de Treball, en el marco de la ley de ordenación minera de Balears de 2014, que obliga a regularizar la instalación de acuerdo con la nueva normativa. Tal y como establece la ley, también ha presentado un plan de restauración de la explotación. La autorización del proyecto, aun no otorgada, debe tener el visto bueno de la Comissió de Medi Ambient. La cantera de Can Negret está en el extremo del término de Alaró más cercano al pueblo de Lloseta, en una pequeña cordillera de la Serra de Tramutana llamada Serra de Bellveure. No forma parte del Paratge Natural protegido por ley, pero sigue al lado de la zona natural, la misma que luego la Unesco declaró Patrimonio de la Humanidad.

Está previsto demoler las cases de la possessió de Can Negret, según confirma Cemex, «independientemente de la dirección de avance de la explotación, ya que se trata de edificaciones sin uso desde hace tiempo que no van a ser utilizadas en el futuro». Hace una veintena de años ya se demolieron las cases de Can Jeroni, otra possessió cuyos terrenos han sido igualmente explotados.