Las barraques de Portocolom forman parte del paisaje de este núcleo costero y, además, del entramado urbanístico. | Gori Vicens

17

Ports de les Illes Balears, organismo dependiente de la Conselleria de Territori, Energia i Mobilitat del Govern, asumirá este domingo la titularidad de todas las instalaciones en zona portuaria de la Isla en cumplimiento de la Ley de Costas de 1988 que daba 30 años a los concesionarios para adaptarse a la futura normativa.

Los cambios afectarán tanto a terrazas de bares, algunos establecimientos y, sobre todo, a instalaciones portuarias como los tradicionales escars de Portocolom, en Felanitx. Las concesiones menores que se verán afectadas también se ubican en Portocristo (Manacor), Sóller, Cala Figuera (Santanyí), Port de Pollença, Cala Rajada, Port d’Andratx, la Colònia de Sant Jordi (ses Salines) y Banyalbufar.

El director general de Ports, Xavier Ramis, ha adelantado que los hasta ahora concesionarios de las barraques o escars de Portocolom, en cualquier de los puertos afectados y que suman más de 300, tendrán que presentar un proyecto de rehabilitación de estas instalaciones para poder optar a su renovación.

Ramis ha considerado que «con la renovación también se adaptarán las tasas que se tendrán que pagar, hay que actualizarlas porque no es normal que muchas de ellas paguen 5 euros al año sin que esto no ayude ni al mantenimiento de las propias barraques». Los técnicos de la Administración valorarán la viabilidad de los proyectos de restauración para que cumplan con la normativa y las exigencias urbanísticas.

Por otra parte, un cupo de barraques saldrá a concurso público, ya sean las que no han movido interés por su renovación o las que estaban en manos de otras entidades. Esta situación ha causado preocupación entre los antiguos concesionarios. Ramis ha querido tranquilizar a los afectados. «Hasta que los expedientes se resuelvan, se podrán utilizar de manera provisional».

Desde el Govern son conscientes de que «todo este proceso no será fácil y suponemos que habrá reclamaciones que dilatarán los trámites, la gente tiene que saber que lo único que hacemos es cumplir con la Ley de Costas y de la mejor manera posible».

Por otra parte, Ports también plantea reestructuraciones de los espacios portuarios una vez se haya recuperado la titularidad. «En algunos puertos, para ganar espacio o mejorar la movilidad de las embarcaciones, a lo mejor tendremos que demoler algunas instalaciones», ha explicado Ramis.