El terreno es utilizado por la ONG y también estacionan vehículos. | AA.VV Amics del Arenal

17

Vecinos del Arenal denuncian que desde hace años se ha instalado un «polígono ilegal» en un gran solar privado. En él, sostienen, se desarrolla una actividad que provoca la acumulación de grandes contenedores de barco para el transporte de mercancías, como electrodomésticos, sanitarios, colchones, muebles, coches en desguace y otros materiales». Sucede a la entrada del pueblo, lo que «además de ofrecer muy mala imagen del Arenal, va en contra de la ley medioambiental que exige que estas actividades deben realizarse en polígonos industriales o en zonas acondicionadas para ello en cuanto a prevención». Así lo transmite el presidente de una asociación vecinal David Servera.

Desde el consistorio de Llucmajor no son ajenos a esta problemática. Tanto es así que el regidor Miquel Serra reconoce: «El tema nos preocupa porque hay días que se llegan a acumular entre tres y cinco contenedores». Pero insiste en que «la actividad que desarrollan no es ilegal, aunque sí reconozco que no ofrece muy buena imagen».

La asociación de vecinos explica que al frente hay una ONG mallorquina-senegalesa que utiliza el terreno para acumular estos materiales. Desde el año 2014, el problema ha sido trasladado al consistorio en varias ocasiones, «pero no se hace nada», denuncia David Servera, al frente de Amics del Arenal. Al parecer, según detalla, «desde esta entidad se llevan contenedores enormes para guardar el material y luego unos camiones, haciendo un uso irregular de los accesos y comprometiendo la seguridad del tráfico, los sacan para exportarlo».

Daño colateral

El concejal delegado del Arenal asegura que el consistorio no tiene potestad para actuar. «Lo que sí podemos exigir es que el propietario valle el terreno, pero eso tendría como consecuencia otro problema que, a mi juicio sería mayor». Se refiere Miquel Serra a la falta de aparcamiento. Dicho solar es utilizado, según estima, por un centenar de vehículos, que estacionan allí ante la falta de aparcamiento que existe. «Si pedimos a la propiedad que lo cierre, la actividad de la ONG cesaría pero tendríamos otro problema».

Como solución recuerda hace unos años se pacto con la ONG que se limitara a la instalación de un único contenedor, «eso ahora no se cumple y lo único que podemos hacer es negociar porque nuestra capacidad de actuación no puede ir más allá». Serra afirma que no ha querido pedir a los propietarios del terreno que lo cierren, «y creo que es lo mejor en este momento, dentro de las soluciones que se podrían tomar». Sobre la posibilidad de que el consistorio busque otros espacios para ofrecer aparcamiento a los vecinos, Serra dice que se trabaja en ello pero no a corto plazo de tiempo.

David Servera explica que le han trasladado al Ayuntamiento de Llucmajor que si quieren ayudar a esta ONG «deberían cederle un terreno en el polígono de Son Noguera para que realicen con garantías su trabajo». Serra no está a favor de esta medida y señala que la población de senegaleses que suele implicarse en el trabajo de la ONG se encuentra en el Arenal.