Durante el litigio por el camino ha habido numerosas marchas reivindicativas. | T. Ayuga

2

Los excursionistas que tenían autorización del Ajuntament de Pollença para acceder este lunes a la finca de Ternelles pudieron completar su excursión por el Camí de Cala Castell pese a las advertencias de la propiedad de que a partir de este lunes solo permitirían el acceso público de miércoles a domingo, de aquellos individuos que hubieran realizado su reserva de visita guiada gratuita a través de la web https://visitaguiadaternelles.com.

El Ajuntament de Pollença, que mantiene una disputa con la propiedad por la servidumbre pública de paso del Camí de Ternelles, envió a la Policía Local para garantizar el acceso de los excursionistas. Los agentes se personaron en la finca a primera hora. La policía autorizó el paso y la propiedad acató la decisión sin poner impedimentos.

Noticias relacionadas

El alcalde de Pollença, Miquel Àngel March, reconoce que no podrán destinar permanentemente un agente a vigilar si se permite el acceso público a las personas que disponen de autorización municipal por lo que recomienda a los usuarios que en caso de que encuentren las barreras cerradas y la propiedad les deniegue el acceso contacten con la Policía Local. «Espero que no haga falta poner refuerzos, quiero pensar y confío en que no habrá problemas», aventuró March.

La propiedad basa su decisión de no permitir las visitas libres que autoriza el Ajuntament en razones de conservación ambiental coincidiendo con el inicio de la época de nidificación y cría de varias especies protegidas que tienen su hábitat en Ternelles, entre ellas el buitre negro. La propiedad comunicó a finales de 2017 al Ajuntament la firma de un convenio con la Fundación Vida Silvestre Mediterránea (FVSM) para que esta gestionara las visitas a Ternelles de hasta 20 personas al día de miércoles a domingo entre las 9.30 y las 15 horas, bajo la supervisión de un educador ambiental. El Ajuntament no acepta las nuevas condiciones. Defiende la libertad de ejercer el excursionismo sin guías y no está dispuesto a renunciar en favor de la propiedad o de la fundación a la gestión de las autorizaciones de paso.