Retirada del quiosco de Gelats Valls el 2 de febrero de 2017 en el Port de Pollença. | Elena Ballestero

5

La juez ha archivado definitivamente la querella por presunta prevaricación administrativa contra el alcalde Miquel Àngel March, el exalcalde Bartomeu Cifre Ochogavía y todos los miembros de la junta de gobierno que en mayo de 2015 concedió la última autorización administrativa para la explotación del quiosco de Gelats Valls en el Moll sin convocar concurso público.

Noticias relacionadas

El empresario que llevó el caso a los tribunales después de esperar durante más de un año que el Ajuntament cerrara el quiosco de helados y lo sacara a concurso acabó retirando la denuncia el pasado mes de mayo, unos días después de que la juez titular del Juzgado número 3 de Inca tomara declaración a los investigados en la causa. Para entonces el chiringuito del Moll ya era historia. El Ajuntament de Pollença lo desmontó en febrero de 2017 con la querella por prevaricación ya sobre la mesa de la juez. Aunque el denunciante retirara la querella, la juez podría haber continuado el procedimiento de oficio, pero, transcurridos ocho meses, ha decidido finalmente archivar definitivamente el caso.

Así lo ha confirmado el alcalde de Pollença, Miquel Àngel March, que ha recibido esta semana la interlocutoria que le avisa del archivo definitivo de la causa.