La comunidad educativa de Caimari reclama una solución a la falta de suelo. | Elena Ballestero

3

Los municipios de Selva y Estellencs, únicos de Mallorca que a día de hoy carecen de normas subsidiarias, recuperan la capacidad de delimitar su suelo urbano.

La disposición transitoria decimosegunda de la nueva Ley de Urbanismo, aprobada este martes en el Parlament, da potestad a los plenos de los ayuntamientos que carecen de planeamiento general de delimitar directamente su suelo urbano sin necesidad de tramitar evaluación de impacto ambiental.

Para poder beneficiarse de la disposición los terrenos incluidos en la delimitación del suelo urbano deben cumplir alguna de las condiciones siguientes: tener servicios de acceso rodado, abastecimiento de agua, evacuación de aguas residuales y de suministro de energía eléctrica con las características adecuadas para la edificación existente o que se deba construir o bien estar ocupados por una edificación en las dos terceras partes de la superficie que el mismo proyecto de delimitación prevé que pueda ser objeto de edificación.

La noticia ha desatado los rumores en Selva sobre si esta disposición resuelve el problema de la falta de terrenos para la escuela de Caimari, cuestión que desmiente la regidora de Urbanismo, Joana Maria Coll.