Lechonas de ‘porc negre mallorquí’, una de las opciones más escogidas para las Navidades. | Redacción Part Forana

2

El repunte que ha experimentado el precio de la lechona y el cordero en vistas a la próxima campaña de Navidades satisface a los ganaderos isleños, más aún teniendo en cuenta la falta de rentabilidad que venían arrastrando de campañas anteriores.

El presidente de la cooperativa payesa de Pollença, Martí Solivellas, informa que el precio de la lechona ronda los 55 euros, entre seis y ocho más por ejemplar que en las Navidades de 2016. Estos 55 euros se refieren a lo que cobrarán los ganaderos por cada animal, sin tener en cuenta las tasas del matadero, el transporte y el margen para el vendedor. El cordero, por su parte, se paga a 5,90 euros el kilo en lonja, 90 céntimos más que el año pasado. Esta cantidad se refiere al cordero que pesa entre 10 y 12 kilos y tampoco incluye los gastos de sacrificio, transporte, etc. En el caso del cordero lechal (de menos de seis kilos), el precio por kilo se dispara hasta los 7,60 euros.

«Estamos satisfechos porque al menos esta vez no ha pasado como en 2016, que cuando faltaban pocos días para Navidad nos echaron el precio del cordero por los suelos», señaló Martí Solivellas.

Lo tradicional en Mallorca era celebrar la Navidad almorzando lechona o pavo. No obstante, en los últimos años se ha introducido el cordero, que históricamente solía reservarse para los festejos de Pascua. Respecto a los pavos, Solivellas señaló que en Mallorca no quedan productores. De hecho, el único matadero existente en la Isla para sacrificar aves de corral cerró hace años, así que para poder sacrificar estos animales hay que desplazarse a Menorca o Eivissa.