Pepe Tirado, presidente de Acotur. | Teresa Ayuga

55

La asociación de comerciantes turísticos Acotur ha realizado una encuesta entre un centenar de empresarios asociados en Calvià, Alcúdia y Llucmajor, con el objeto de determinar cómo está yendo la temporada turística de 2017 en los mencionados municipios. Un sondeo que, entre otras conclusiones, revela que, a juicio de estos comerciantes, el gasto turístico está cayendo entre un 20 y un 30 por ciento con respecto al año anterior.

Los empresarios encuestados perciben que el turismo que llega este año a las zonas turísticas de Calvià, Alcúdia y Llucmajor es cada año de menor poder adquisitivo y tiene que «trabajar mucho más y lanzar más ofertas para cubrir gastos».

Asimismo, la consulta llevada a cabo al centenar de asociados a Acotur también pregunta sobre los efectos de las ofertas hoteleras de ‘todo incluido’ sobre sus establecimientos comerciales. En este sentido, la mayoría de empresarios tienen la impresión de que el ‘todo incluido’ no ha decrecido con respecto al año pasado y que se sigue ofertando «igual o más que en 2016». Según fuentes de la asociación de comerciantes presidida por José Tirado (foto circular), el mantenimiento de las ofertas hoteleras de ‘todo incluido’ significa una gran reducción en sus ventas, «pues este turista está condicionado y exprimido, originando grandes problemas al sector de la oferta asociada. Es un problema que necesita una solución urgente o, cuanto menos, se regule o limite el alcohol que se sirve en estos hoteles», demandan. Y es que el mencionado sondeo pone también de relieve que esta ‘barra libre’ de alcohol es, en muchas ocasiones, el origen de los problemas de incivismo y gamberrismo que tienen por escenario las vías públicas de Calvià, Alcúdia o s’Arenal de Llucmajor.