El festejo en la plaza Monumental de Muro estuvo a punto de no celebrarse porque los diestros exigieron cobrar antes de torear. En la foto, el torero Alberto Lamelas. | Pilar Pellicer

21

La organización en defensa de los animales Animanaturalis ha condenado los actos de «violencia extrema» de varios aficionados taurinos en la corrida de toros del pasado domingo en la plaza de toros de Muro, que fueron presenciados por menores que habían accedido al coso a pesar de estar prohibido.

La entidad ha reclamado en un comunicado una «sanción ejemplar» al empresario del evento y ha pedido responsabilidades al Ayuntamiento de Muro por «tan grotesco espectáculo en un recinto público», con lanzamiento de objetos y hasta garrafas de cinco litros a los toreros.

La Guardia Civil intervino en la situación generada después de los intentos de plante de los toreros por no haber cobrado sus honorarios de un empresario, y la corrida de toros que comenzó sobre las 18.00 horas finalizó cerca de las 23.00 horas, debido también a varios apagones de luz, ha señalado Animanaturalis en la nota.

El portavoz de Animanaturalis y de la campaña Mallorca Sense Sang, Guillermo Amengual, ha asegurado que tras este suceso, «una vez más se demuestra quienes son los violentos».

Noticias relacionadas

«Actos vandálicos, insultos, lanzamientos de objetos poniendo en peligro la propia vida de los toreros e intervención de la Guardia Civil y todo ante la mirada de menores de edad que una vez más entraron a una corrida de toros en Mallorca estando prohibido», ha criticado Amengual, que ha calificado lo ocurrido de «lamentable».

La entidad reclama al Ayuntamiento de Muro una sanción ejemplar para el empresario, a quien considera «responsable de los incidentes en el interior del coso taurino». También pedirán «la máxima sanción posible por la entrada de forma reincidente de menores en los dos últimos festejos gestionados por dicho empresario».

AnimaNaturalis ha cuestionado también que la Guardia Civil no cancelara la corrida de toros.

«En el caso de que el Ayuntamiento de Muro no aplique mano dura ante estos actos de 'hooligans' taurinos, que han puesto en serio peligro a los propios toreros, y de un empresario que se cree estar por encima de la ley, pediremos responsabilidades directamente al consistorio ya que es éste el máximo responsable de la plaza de toros», ha dicho Amengual.