El obispo, al salir del cementerio del monasterio, hablando con Nadal Bernat, provicario, y con Bartomeu Pont, delegado de Vida Consagrada. | Antoni Pol

9

El obispo y administrador apostólico de Mallorca, Sebastià Taltavull, visitó este viernes el monasterio concepcionista de Sineu, el antiguo palacio real. Taltavull aprovechó que debía pronunciar una conferencia en la parroquia sobre «el presente y el futuro del monasterio» para visitar el edificio antes y conocerlo in situ.

«Era necesario conocerlo. Queríamos ver cómo estaba y se nota que las monjas concepcionistas lo cuidaron muy bien», valoró el obispo, el cual recordó que la comunidad lo ocupó durante 433 años, desde que Felipe II les hizo donación del inmueble hasta el otoño pasado.

Taltavull reiteró que «la primera intención» de la diócesis, la propietaria, es «que la vida monástica siga», y recordó que se está gestionando la posibilidad de que otra comunidad contemplativa lo ocupe. «Nuestra línea no es la de vender sino que tratamos de encontrar comunidades que den continuidad a la vida monástica en los conventos que se abandonan», señaló.

Taltavull añadió que tiene la voluntad de que la presencia de otra comunidad sea compatible con las visitas públicas. El obispo realizó la visita acompañado de Nadal Bernat, provicario, y de Bartomeu Pont, delegado de Vida Consagrada.