La SATE de Magaluf atendió a 7.500 personas en 2016

| Calvià |

Valorar:
preload
Primera junta de seguridad con el alcalde de Calvià, Alfonso Rodríguez, la Guardia Civil y la consellera de Hisenda i Administracions Públiques, Catalina Cladera.

Primera junta de seguridad con el alcalde de Calvià, Alfonso Rodríguez, la Guardia Civil y la consellera de Hisenda i Administracions Públiques, Catalina Cladera.

09-02-2017@MariaSalomColl

La oficina del Servicio de Atención al Turista Extranjero (SATE) de Magaluf atendió a 7.500 personas de 87 nacionalidades diferentes en 2016, que denunciaron haber sufrido algún tipo de delito y es la más utilizada de toda España.

Es uno de los datos abordados este jueves en la reunión de la Junta Local de Seguridad de Calvià a la que han asistido la delegada del Goven en Baleares, Maria Salom, el alcalde Alfonso Rodríguez; el coronel jefe de la Guardia Civil en Baleares, Jaume Barceló; la consellera de Hisenda i Administracions Públiques, Catalina Cladera; regidores municipales y mandos de la Policía Local, ha informado la Delegación del Govern en un comunicado.

La delegada del Govern en Baleares, Maria Salom, ha destacado este jueves la «excelente coordinación y trabajo en común» de la Guardia Civil y la Policía Local en Calvià y ha vinculado «las buenas temporadas que está viviendo tanto Calvià como Baleares en los últimos años» con la seguridad que ofrecen.

En la junta de seguridad se ha acordado que la próxima temporada agentes de la Policía Local colaboren con los guardias civiles en el SATE de mayor atención de toda España.

La delegada del Gobierno ha asegurado que la llegada de 15 millones de turistas en 2016 «requiere más esfuerzos, más medios» y esa idea es la que ha trasladado al ministro del Interior, a quien ha pedido «más agentes este verano y que vengan no sólo 3 sino al menos 4 meses».

La Delegación del Gobierno trabaja además para que la temporada que viene se amplíen también las Patrullas Mixtas Internacionales que han reforzado la seguridad en municipios como el de Calvià los últimos veranos.

También ha puesto énfasis en la «buena colaboración» escenificada en investigaciones conjuntas como la «Operación taladro», que el pasado año permitió desmantelar una banda de albaneses y esclarecer más de un centenar de robos en diferentes puntos de Calvià.

Además hubo operaciones conjuntas contra la venta ambulante y contra los robos y agresiones de mujeres que ejercen la prostitución.

Aunque los delitos graves se reducen en Calvià, en el cómputo global las estadísticas señalan un leve repunte de infracciones penales provocado especialmente por aumentos de pequeños delitos como los hurtos en las playas.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.