Al parecer, las facturas del material para la brigada municipal no se corresponden con el valor de mercado. | Archivo

9

El alcalde de Andratx, Jaume Porsell, ha retirado las áreas de gobierno al regidor del PI, Jonás Palomo, mientras que la formación a la que el edil pertenece reunirá al Comité de disciplina para aclarar si ha habido actuaciones irregulares desde su Concejalía.

Porcell ha reclamado al edil del PI que entregue su acta de regidor, a lo que, por el momento, se ha negado Palomo.

El PI abrirá un expediente a Palomo para aclarar las denuncias sobre la firma de unos contratos municipales y ha apoyado la decisión del alcalde de apartarle con carácter cautelar del área de gobierno que venía gestionando -Obras, Ferias y Fiestas-.

En un comunicado, el PI muestra su «conformidad» con la decisión del alcalde Jaume Porsell, del PP, y anuncia que esta misma semana reunirá a su Comité de Disciplina para abrir un expedientes y dilucidar qué ha pasado respeto a los contratos firmados por el teniente de alcalde de Vías y Obras.

La formación regionalista no realizará declaraciones hasta que el Comité de Disciplina estudie el caso y toda la documentación y tome una decisión definitiva.

Las áreas de gobierno de Palomo serán gestionadas temporalmente por las otras dos concejalas del PI en Andratx, Katia Rouarch y Xisca Castillo.

La decisión de la formación regionalista tiene lugar después de que se hayan detectado presuntas irregularidades en facturas con proveedores de material para la brigada municipal de obras, una facturación que no iría en consonancia con los precios de mercado.

Noticias relacionadas

En las pasadas elecciones municipales, el PP obtuvo seis concejales, tres el PI, cinco MÉS y tres el PSIB.