Primera Trobada de Colles Infantils de Dimonis de Mallorca a Esporles | Redacción Digital

7

La localidad de Esporles se convirtió ayer tarde en la antesala de un infierno infantil, con una explosión de color, alegría y mucha animación, para la I Trobada de Colles Infantils de Mallorca, acto que se vio respaldado por numeroso público, entre vecinos y personas llegadas de otras localidades.

Este primer encuentro fue llevado a cabo por iniciativa de la colla Dimonis Bocsifocs d’Esporles, que dirige Joan Ensenyat, junto con la Federació de Dimonis, Diables i Bèsties de foc de les Illes Balears, en colaboración con el ajuntament d’Esporles y la Obra Social La Caixa.

El desfile

A las siete de la tarde, en los aledaños del Ajuntament se fue perfilando el simpático y a la vez demoníaco desfile, con el único recorrido de Passeig del Rei y Placeta des Jardinet. O sea, las vías más céntricas del pueblo que observan una estupenda visibilidad.

La primera colla en desfilar, ya que no aportaba fuego fue la de Llucmajor, acompañada de la batucada infantil de Capdepera. Luego, y por este orden siguieron la colla anfitriona de Esporles, que por cierto se estrenaba, la de Secar de la Real, Alaró, Pollença, Andratx, Costitx, Santa María del Camí, Muro, Sineu y Vilafranca de Bonany.

Los pequeños aportaron grandes dosis de imaginación, fuerza creativa y habilidad de movimientos al desfilar, y estuvieron atendidos en la parte artificiera, por los mayores de sus respectivas colles. En este desfile no faltaron dos bestias de fuego, Na Marrantxeta d’Alaró y Na Bastera de Secar de la Real, que aportaron un mayor realce y emoción al encuentro, que finalizó con una gran cremada frente al Ajuntament.

Este desfile tuvo un fin benéfico, así los niños participantes aportaron un juguete para que el Ajuntament lo destine por Navidad a una ONG.