Hasta ahora los vehículos aparcaban por doquier, sin ningún orden. | Redacción Digital

0

Tras varios meses de estudio y trabajo de campo, el Ajuntament de Sineu anuncia que próximamente entrará en vigor un nuevo plan de movilidad.

Bajo el eslogan «Reordenam Sineu», el consistorio advierte de que el pueblo se encontraba en una situación insostenible debido a la masificación de coches, especialmente en la plaza.

«Se trata de repensar Sineu y aprovechar el potencial turístico que tenemos», explica Carles Ramis, regidor de Mobilitat. El Ajuntament ha insistido en que el plan se implantará de manera progresiva y que las próximas semanas se llevarán a cabo los trabajos de pintura y señalización para poder realizar la primera fase.

Los vehículos solamente podrán acceder a la plaza en horario limitado: los días laborables de 8 horas a 14 horas y de 17 horas a 19 horas. Los fines de semana y festivos será de 10 horas a 19 horas. A partir de las siete de la tarde el recinto quedará libre de coches para potenciar el atractivo turístico. A su vez, solo habrá tres plazas de estacionamiento delante de la iglesia y éstas serán de rotación exprés (RE) de un máximo de 20 minutos. «Es el tiempo necesario para hacer algunas compras y gestiones», justifica Riera. «Además, se aumentarán las zonas de aparamiento en los alrededores de la plaza, algo que reclamaban los comerciantes», concluye.

De esta manera, se implantará una plaza RE en la calle sa Quartera, cinco plazas de alta rotación (AR) de un máximo de 30 minutos en la calle dels Bous, cuatro de AR en la plaza des Mercadal (además de cuatro más para los residentes), 2 plazas AR en la calle de la Creu, 2 plazas AR al lado del Ajuntament y una plaza también AR en la calle Major.

Aparcamientos

Por otra parte, también se creará un nuevo aparcamiento de más de 40 plazas en Sa Quintana para disminuir el tránsito del núcleo urbano y dar respuesta a las necesidades de acceso rápido a la plaza. El Ajuntament prevé que estas obras comiencen en breve.

Entre otras medidas del plan, también se encuentra la de implantar un caril bici desde la entrada del CEIP Rodamilans hasta la calle dels Bous y limitar la velocidad a 20 kilómetros por hora.