Cristina Capó, Joan Llodrà, Miquel Oliver, Kika Mas y Sebastià Llodrà.

2

Més-Esquerra, en la oposición del Ajuntament de Manacor, ha presentado un pliego de alegaciones a la aprobación inicial del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) del municipio. Los regidores Miquel Oliver, Joan Llodrà, Cristina Capó, Kika Mas y Sebastià Llodrà comparecieron ayer para exponer sus propuestas como una acción de esponjamiento para crear plazas de aparcamiento en la zona de s’Antigor, además de la supresión de un pequeño urbanizable en el camino de Bendrís, la eliminación de la previsión de 275 viviendas en el barrio de Fartàritx-Torre Florida declarando la zona como rústica, así como la misma declaración para otro urbanizable previsto en la avenida del Parc.

Los soberanistas también apuestan por la suspensión de la ampliación del polígono industrial, la creación de un aparcamiento en la zona del Carreró-Riuet de Porto Cristo, la declaración de suelo rústico el urbanizable ubicado entre la calle Andrea Doria hasta el Hospital de Llevant además de medidas para revitalizar Cales de Mallorca.