La Conselleria d’Educació ha instalado la nueva aula modular. | Maria Nadal

3

El nuevo colegio de Santa Maria se inauguró hace solo seis años y ya ha quedado pequeño. Prueba de ello es la nueva clase prefabricada que se ha instalado en el patio del centro educativo Melcior Rosselló i Simonet y que acogerá durante el próximo curso escolar las dependencias de la biblioteca. También servirá para el desdoblamiento de la clase de inglés.

Desde la Conselleria de Educació explicaron este jueves que la medida responde a la alta demanda del centro educativo y la bajada de ratios en las clases de los alumnos de 3 años. La opción de instalar la biblioteca en el aula modular y no destinarla a una clase de alumnos es para no sacar a los estudiantes del centro escolar, debido a que la biblioteca no siempre está ocupada, según las mismas fuentes.

El nuevo colegio de Santa Maria se inauguró en el año 2010 después de siete años de reivindicaciones de los padres por la falta de espacio en el antiguo centro. Solo seis años después de inaugurarse ya ha sido necesaria la instalación de la primera aula prefabricada.