La Unitat Bàsica de Salut de Búger, cerrada este lunes. Un cartel colgado por el Ajuntament informa de la falta de servicio. | Antoni Pol

Los ciudadanos de Búger están otra vez sin médico y no se le espera hasta al menos la semana que viene. Desde el miércoles de la semana pasada, están sin doctor y tampoco dispusieron de ese servicio entre el 29 de julio y el 11 de agosto. El motivo: una baja «sobrevenida», que el Govern no cubre.

Liniu Siquier, la alcaldesa, expresó este lunes su indignación por la falta del servicio y de información tanto a los afectados como al propio Ajuntament. Siquier explica que al conocer la primera baja del médico (la del 29 de julio hasta el 11 de agosto) llamó ella misma al coordinador del área sanitaria de la que depende Búger para que la informaran, y que este le explicó que no podían poner un sustituto para no desatender las urgencias en el PAC de sa Pobla. Siquier llamó también a Atención Primaria, que alegó «imposibilidad de cubrir la baja por falta de médicos».

La alcaldesa comunicó a la Conselleria los perjuicios que la falta de servicio e información ocasionaba y pidió una solución, pero el municipio seguía este lunes sin médico y sin que el coordinador del área sanitaria ni Atención Primaria hubieran avisado del incidente al Ajuntament, lamenta la alcaldesa.