La Residencia Reina Sofía de Muro amplía sus plazas para dependientes

| Muro, Mallorca |

Valorar:

La residencia Reina Sofía de Muro ha pasado de contar con 12 plazas públicas para residentes a 20, financiadas por la Conselleria de Servicios Sociales y Cooperación con un coste de 401.780 euros.

La consellera de Servicios Sociales y Cooperación, Fina Santiago, ha visitado esta mañana la residencia pública, gestionada por el Ayuntamiento de Muro, con el que se firmó un convenio para ampliar de 12 a 20 las plazas destinadas a personas con dependencia, ha recordado el Govern en un comunicado.

Durante la visita, Santiago ha recogido la petición del alcalde de Muro, Martí Fornés, de crear un centro de día para personas mayores en el mismo edificio de la residencia. La consellera se ha comprometido a estudiar y evaluar la viabilidad de esta propuesta.

Aparte de la Residencia Reina Sofía de Muro, se han incrementado las plazas residenciales para personas con dependencia en municipios como Artà, Santa Maria y Alcúdia, con los que también se han firmado convenios de ampliación.

En total, el incremento de plazas por convenios con ayuntamientos en Mallorca ha sido de 24, de las que 8 corresponden a la residencia de Muro; 4 a la de Cas Metge Rei de Santa Maria del Camí (hasta un total de 12); 5 en la Posada dels Olors de Artà (hasta 14) y 7 en la residencia SarQuavitae de Alcúdia (hasta 33).

También ha habido un aumento de 28 plazas en las residencias de Sant Joan, Pollença, Montuïri y Novaedat Inca, a través de la ampliación del concierto de plazas ya existentes en estas residencias.

Además, la Conselleria de Servicios Sociales y Cooperación concertará hasta 180 plazas en residencias privadas de Baleares, de manera que, en total, en el último año se habrá puesto a disposición 232 plazas de residencia para personas mayores con dependencia, con el fin de dar solución a un déficit histórico en las islas

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.