Descubrimiento del monolito en la nueva plaza Pere Adrover Baixeras.

2

Alcúdia celebró este lunes la festividad de su patrón proclamando a Pere Adrover Baixeras hijo predilecto de la ciudad. Pere Adrover Baixeras fue maestro y alcalde de Alcúdia, el primero tras restaurarse el régimen democrático.

En su intervención, el alcalde Antoni Mir destacó «el buen trabajo al servicio de los ciudadanos» que hizo Pere Adrover, una tarea difícil, pero que «supo sacar adelante» gracias a su «talante dialogante, constructivo y negociador».

La viuda del homenajeado, Maria Cànaves, recordó que Pere Adrover «era un enamorado de nuestra ciudad y sobre todo de su gente». Cànaves rememoró unas palabras su marido: «De Alcúdia primero aprendí a amar su paisaje y después toda la belleza que la rodea». El acto estuvo marcado por la emotividad.

El parque de Ca na Ferrera pasará a llamarse de ahora en adelante plaza de Pere Adrover Baixeras. Las autoridades descubrieron este lunes un monolito que da fe del «amor por la pedagogía y la docencia» del homenajeado.