El nuevo cuartel de la Guardia Civil, inaugurado en el año 2011, se construyó en un solar municipal. | Maria Nadal

13

El Ministerio del Interior reclama al Ajuntament de sa Pobla el pago de 200.000 euros en concepto del 10% del coste de la construcción del nuevo cuartel de la Guardia Civil que se inauguró en el año 2011.

El edil de Hacienda, Joan Pérez, conoció la deuda el pasado mes de mayo cuando el estado central remitió un nuevo escrito al Consistorio para avisar de que si no se realizaba el pago que se contempla en el convenio entre el Ministerio y el Consistorio se pondría el caso en manos de la Abogacía del Estado.

Ahora, el equipo de gobierno debe hacer frente al pago de esta cantidad debido «a la dejadez absoluta del anterior gobierno», dice Joan Pérez.

Según se contempla en el convenio, el Ajuntament de sa Pobla se comprometió a ceder los terrenos en los que se construyó el cuartel, se bonificó el pago del ICO y se acordó pagar el 10% del coste total de la obra que se debía incorporar a los presupuestos del año 2011.