Juan Manuel Rosa, Nicolau Canyelles, Fina Santiago, Antoni Mir y Bartomeu Gili.

0

La consellera de Serveis Socials y Cooperació, Fina Santiago, ha firmado este miércoles convenios de colaboración con cuatro municipios de Mallorca para aumentar el número de plazas residenciales para personas con dependencia.

Los convenios se han firmado con los alcaldes de Santa Maria del Camí, Nicolau Canyelles; Alcúdia, Bartomeu Gili; y Artà, Antoni Mir y está pendiente la firma con el alcalde de Muro, que es el cuarto municipio en donde crecen las plazas residenciales.

El coste total de los cuatro convenios es de 1.445.130 euros y supone un incremento de 24 plazas.

Aparte de este incremento de plazas en las residencias de estos cuatro municipios, la consellera ha anunciado un aumento de plazas en las residencias de Sant Joan, Pollença, Montuïri y Novaedat Inca.

De esta manera, se incorporan 52 plazas nuevas al conjunto de plazas residenciales de la Xarxa Pública d'Atenció a la Dependència, una situación que se encamina a dar respuesta al déficit de plazas residenciales para personas con dependencia.

En este sentido, la consellera ha informado que también se han incrementado el número de plazas concertadas en los centros de día para personas en situación de dependencia.

En total, en Mallorca, han aumentado hasta 63 las plazas de centro de día (8 en Son Servera, 12 en Sant Llorenç, 7 en Valldemossa, 14 en Marratxí, 6 en Campos y 30 a través del IMAS).