Lisa Cross y Llorenç Fluxà en sus viñas. | Elena Ballestero

4

Un año después de la entrada en funcionamiento de la balsa de regadío de Consell el sector agrícola despega en el municipio. Consell es líder en estos momentos en la siembra de nueva superficie de viña. Cuatro nuevas bodegas tramitan los permisos precisos para abrir sus puertas en la localidad. A ellas hay que sumar un nuevo almacén de vinos y la ampliación de Bodegas Ribas, la principal bodega del pueblo hasta el momento. La tendencia supone un gran revulsivo económico para la localidad de apenas 14 kilómetros cuadrados y 3.800 habitantes.

El alcalde de Consell, Andreu Isern (PSOE), calcula que en los últimos tres años se han sembrado más de cincuenta cuarteradas de viña en el municipio. «Es una tendencia al alza y está previsto sembrar más porque cada vez hay más bodegas que alquilan fincas para sembrar por un periodo de entre 25 y 30 años», dice Isern.

El alcalde vincula directamente el boom de la viña con la entrada en funcionamiento de la balsa de regadío en junio de 2015. Comenzó con solo siete regantes y ahora son 15. Es más, hay entre 30 y 40 solicitudes en lista de espera, según los datos facilitados por la Conselleria de Medi Ambient.