Desde la protección de la zona marina, en 2007, ha aumentado el número de especies. | Redacción Digital

8

Las reclamaciones del sector pesquero profesional han sido escuchadas. El Govern regulará mediante decreto la actividad de la Reserva Marina de Llevant y prohibirá la pesca submarina en la zona. Así lo acordó el Consell Pesquer reunido ayer por primera vez esta legislatura. Además, el sector profesional junto a los responsables de la Conselleria también acordaron reducir el esfuerzo pesquero, es decir, limitar las jornadas de faena y las capturas en el mar interior delante de la costa de Llevant.

«Debemos dejar claro que es una propuesta que viene de los pescadores profesionales, avalada por estudios científicos, y que puede marcar un antes y un después en esta reserva», aseguraba ayer el conseller de Medi Ambient, Agricultura i Pesca, Vicenç Vidal, antes de finalizar la reunión.

Según datos oficiales, hay alrededor de 200 licencias de pesca submarina que permiten faenar en las aguas interiores de la reserva marina de Llevant que son las que están controlada por el Govern balear. En la zona de aguas exteriores, reguladas por el Estado, ya existía esta prohibición. «La pesca submarina es una pesca selectiva pero puede provocar el escarmiento de algunas especies que se van de la zona o que habiten a más profundidad, por lo que puede suponer un problema» aclaró Joan Mercat, director general de Pesca.

Sobre la reducción del esfuerzo pesquero, propuesto también por los propios profesionales, permitirá garantizar el incremento de las capturas para el conjunto del sector o también que sean de tallas superiores. En realidad, son las cofradías de Alcúdia y Cala Rajada las que faenan en la zona y han propuesto un abanico de medidas como cambiar el calendario de pesca de determinadas especies para fomentar su cría, limitar a tres días por semana la pesca en la zona o reducir la cantidad de ormejos, según añadió Mercat. Tanto el conseller como el director general destaca que es el sector «el más interesado» en la creación y preservación de las reservas ya que hay una «consciencia global». La reserva marina de Llevant fue creada en 2007 y está situada entre cala Mata y el Cap des Freu con una superficie de unas 5.900 hectáreas marinas.