Fachada del Ajuntament de Búger. | Redacción Digital

0

A partir del mes de abril, Búger dispondrá de una educadora social un día a la semana gracias a la contratación que ha hecho el IMAS de estos profesionales para que desarrollen diferentes proyectos en un período de 6 meses en los municipios de Mallorca de menos de 5.000 habitantes.

En el caso de Búger, la educadora asignada colaborará con el Policía Tutor y la trabajadora social para tratar casos de menores y jóvenes en situación de riesgo o vulnerabilidad. También será la responsable de coordinar los proyectos del Observatorio de las Personas Mayores de Mallorca, los cuales consistirán en elaborar catálogos de recursos y acciones formativas para fomentar el envejecimiento saludable y poner en funcionamiento los Foros de Participación, donde las personas mayores podrán debatir y expresar sus necesidades.

La concejala de Servicios Sociales, Catalina Guasp Cladera, ha expresado su satisfacción por el apoyo recibido desde el IMAS y destacó la sensibilidad que desde esta institución se ha demostrado con los municipios más pequeños y con recursos más escasos en materia social: «Es imprescindible que desde el Consell de Mallorca se ponga a nuestra disposición los servicios de los profesionales para que nuestros habitantes con en una situación vulnerable puedan encontrar respuesta, ya que los recursos municipales son muy limitados».