Andreu Serra.

3

El Ajuntament de Calvià ha reaccionado a la noticia de la dimisión en bloque de la Unidad nocturna de la Policía Local del municipio asegurando que en el cuerpo existe «normalidad», y que en cualquier caso no se puede hablar de dimisiones ya que «19 de los 22 agentes solicitaron por conducto reglamentario un cambio de destino que, en este momento, y dentro del proceso de negociación, se abrirá para toda la plantilla».

En un comunicado de este martes a mediodía el ayuntamiento opina que la situación planteada no ayuda a mejorar la imagen de la policía local ante los ciudadanos, e informa de que este miércoles habrá una reunión con los sindicatos donde se pretende finalizar el proceso negociador.

Así, explican que «se está en una reestructuración», que implicará crear nuevas unidades, y que además «en ningún momento se ha planteado la eliminación de la Unidad Nocturna».

No obstante, reconocen que dicha reestructuración conlleva unas «nuevas condiciones laborales» para toda la plantilla que en estos momentos se están negociando, en este caso, afirman, promoviendo la administración las condiciones sugeridas por los sindicatos para esta área.

Sobre las anteriores condiciones de trabajo, aún en vigor en la plantilla, el consistorio asegura que responden a un sistema de distribución de turnos que el equipo de gobierno entendió desde el primer momento que no cumple con la legislación vigente, ya que «el conjunto de horas de trabajo está por debajo de lo que marca la legislación básica estatal».

El gobierno local precisa además que encima de la mesa de negociación hay una «muy importante mejora económica».

Andreu Serra

Por otra parte, Andreu Serra, teniente de alcalde de Seguretat, realizó en la tarde de este martes declaraciones a los medios indicando que en la negociación para conseguir el nuevo modelo policial se ha contemplado un cambio en las libranzas, que pasaría a ser de cuatro días de trabajo, por tres de descanso «así como una serie de mejoras salariales en general».

Serra declaró que con el actual modelo había funcionarios policiales que trabajaban sólo medio año, lo cual no es asumible: «No acabamos de entender cuál es el problema. Creo que ha habido mucha desinformación», apuntó el político.

Además, negó de forma tajante que se pretenda suprimir esta unidad: «Apostamos fuerte por este grupo».