9

El Ajuntament de Llucmajor ha puesto en marcha una campaña de vigilancia y sanción sobre las conductos incívicas. Así, durante los 10 últimos días de enero, la sección PUMA de la Policía Local de municipio que se encarga de las infracciones medioambientales ha impuesto 24 sanciones, con un valor que oscilan entre los 60 y los 300 euros.

Según informa el Consistorio en un comunicado, los agentes han actuado en todo el término de Llucmajor, en una campaña centrada en el depósito de residuos en la vía pública, especialmente en las proximidades de los contenedores.

La campaña de vigilancia se ha realizado utilizando un vehículo policial camuflado y con los agentes de paisano.

Esta campaña de vigilancia y sanción viene después de que desde el Consistorio se realizara un «importante esfuerzo informativo previo», con la rotulación de los más de 500 contenedores del término con las normas básicas a cumplir y el reparto de 30.000 trípticos informando a la población de las diferentes opciones de recogida de los que disponen.

Asimismo, la entidad local pone a disposición de los ciudadanos la posibilidad de recogidas concertadas a domicilio de poda y voluminosos, así como una red de parques verdes municipales.

En las próximas semanas se continuará con esta campaña y se pondrá en marcha un aumento del control sobre los animales domésticos, los que siempre deben ir atados y se deben recoger sus deposiciones en la vía pública.