La parada estratégica afecta a la pesca de arrastre de fondo de las barcas de Balears. | Michel's

10

Las barcas de arrastre de las Illes (43 en total) se quedarán amarradas por turnos en sus puertos de origen un día por semana a partir del próximo 2 de febrero y hasta el próximo 8 de abril. La medida, aprobada por la Conselleria de Medi Ambient, Agricultura y Pesca del Govern de les Illes Balears persigue proteger las poblaciones de especies de pequeños pelágicos como la merluza (lluç), el salmonete (moll de fang), el pulpo, la gamba o la cigala.

Como contraprestación por la paralización temporal de su actividad, los pescadores de las Illes podrán acceder a compensaciones económicas a través del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca.

La medida ha sido negociada con el sector, que ya en 2008 realizó otro parón estratégico con resultados excepcionales en aguas de Balears.