Miles de personas han formado la cadena humana en Son Serra. | Miquel Àngel Borràs

64

Más de 5.000 personas han protagonizado este domingo una manifestación en Son Serra de Marina bajo el lema 'No volem xiringuitos'. En un acto organizado por la plataforma Sos Son Serra, se ha formado una cadena humana desde la Platja Gran, donde antes el glossador Mateu Xurí ha leído un manifiesto en contra de los chiringuitos.

Cabe recordar que en esta playa está prevista la instalación de dos polémicos chiringuitos, un proyecto que desde el principio ha contado una gran oposición vecinal, hasta el punto de que se han recogido cerca de 6.000 firmas a través de la plataforma digital Change.org y rostros conocidos de la escena mallorquina han pedido proteger la playa.

La carretera de acceso a Son Serra de Marina ha estado colapsada, en parte por el accidente en el que han fallecido dos motoristas, aunque también por la gran afluencia de personas.

El Ajuntament de Santa Margalida, municipio en cuyo litoral está ubicado el núcleo residencial de Son Serra de Marina, (aunque Artà alega que el chiringuito podría estar dentro de su término municipal) tiene el objetivo de obtener la bandera azul para esta playa, un distintivo para el que se deben cumplir ciertos requisitos relacionados con la accesibilidad y el medio ambiente, además de tener comodidades para los bañistas.

El chiringuito que se pretende instalar ocuparía una superficie de 20 metros cuadrados con una terraza de otros 50 y estaría emplazado sobre la arena entre la desembocadura del torrente de na Borges y las últimas casas de Son Serra. Además el proyecto contempla la instalación de hamacas, sombrillas y velomares u otras atracciones flotantes. Todo ello ha topado con la oposición de vecinos y bañistas que defienden el carácter tranquilo y casi virgen de las playas de Son Serra de Marina y sa Canova.