El precio de la carne de cordero en lonja ha bajado 1,20 euros por kilo las últimas semanas.

1

La Conselleria de Medi Ambient i Agricultura responde a los productores de carne de ovino que el Govern «no tiene herramientas para intervenir» sobre el precio al que los corderos son vendidos en lonja. Este miércoles Ultima Hora recogió una denuncia de los ganaderos en la que se quejaban de la caída que sufre el precio de la carne de ovino en lonja esta Navidad (caída que según ellos no se ha traducido en el precio de venta al por menor) e instaban al Govern a intervenir.

Mateu Ginard, el director general de Agricultura i Ramaderia, informó de que el precio de la carne en lonja se rige por la ley de la oferta y la demanda y que la Administración no se mete. No obstante, Ginard indicó que, más adelante, en el marco de una nueva normativa estatal, productores y abastecedores podrían tener que firmar por ley contratos que estipulen el precio de la carne (como ocurre con el sector lechero). Ello evitaría que el precio fluctuara con facilidad, explicó.

Noticias relacionadas

Asimismo, Ginard animó a los productores a organizarse (en cooperativas o mediante otras fórmulas) para poder ejercer un mayor control sobre el precio al que venden la carne.

Por último, Ginard señaló como causa de la bajada de precios un supuesto exceso de oferta acontecido en estas fechas. Este exceso se debería a la sequía de los últimos meses, que habría provocado que los ganaderos quisieran vender rápidamente sus animales ante una (posible) próxima falta de comida.

Por otro lado, se debe recordar que el consumo medio de carne de ovino se ha reducido notablemente a lo largo de los últimos años en el Estado. Un estudio cifra que ha pasado de 4,5 kilos al año por persona de media a solo 1,5 kilos.