La Reserva Marina de Llevant, tras años en funcionamiento, ha demostrado su efectividad.

20

Las cofradías de pescadores (Alcúdia y Cala Rajada) exigen la prohibición de la pesca submarina en las aguas interiores de la Reserva Marina de Llevant. Esta propuesta fue uno de los puntos más conflictivos que se debatió en la comisión de seguimiento de la reserva en la que se adoptaron una serie de acuerdos de gran importancia para el sector pesquero.

Desde el Govern se han comprometido a reunirse con los afectados y analizar a fondo la viabilidad de esta propuesta. Así lo confirmó a Ultima Hora el director general de Pesca, Joan Mercant. «Nosotros somos partidarios de que no se pueda pescar en las reservas marinas. De hecho, hay un decreto que establece esta prohibición con la excepción de las tres reservas que se crearon primero que son la de Llevant, Cap Enderrocat y Migjorn. Realizaremos una ronda de entrevistas con los afectados». Mercant calcula que hay alrededor de unas 200 licencias de pesca submarina en aguas de la reserva marina.

La comisión de seguimiento, que hacía casi un año y medio que no se reunía, cuenta con representantes del Ministerio de Pesca, del Govern, del Ajuntament de Artà, de la Federación Balear de Cofradías, de la pesca recreativa, el GOB, de la federación de actividades subacuáticas, entre otros colectivos del sector. En el transcurso de esta reunión, el Ministerio expuso los resultados del seguimiento y vigilancia e informó de las actividades realizadas a lo largo del año.