Imagen del pasado 'correbou' de Fornalutx. | Pere Bota

16

La Asociación Nacional para la Protección y el Bienestar de los Animales (Anpba) ha interpuesto ante el Govern una denuncia administrativa por el 'correbou' de Fornalutx y pide que, en caso de estimarse una posible conculcación de la legalidad vigente, se incoe un expediente sancionador para determinar presuntas responsabilidades.

En un comunicado, la Asociación ha explicado que el hecho de que el toro vaya atado por los cuernos con cuerdas vulnera la Ley de Protección Animal porque «somete al animal a malos tratos, sufrimientos y tratamientos antinaturales» prohibidos por la ley y que están tipificados en su régimen sancionador como infracción administrativa «muy grave».

Noticias relacionadas

Además, en apoyo a esta interpretación alude un auto de la Audiencia Provincial de Palencia, que dictaminó que ensogar toros les produce un «maltrato evidente» y aporta un documento veterinario según el cual los toros ensogados, entre otros padecimientos, están sometidos a una profunda angustia.

Por otra parte, dicen que supondría un grave revés para el 'correbou' de Fornalutx que el festejo no tuviera una antigüedad ininterrumpida de 100 años. En este sentido, Anpba entiende que los 100 años no se contarían desde 2015 hacia atrás, sino desde la entrada en vigor del texto legal, en 1992, «lo que nos llevaría a que el «correbou» debería demostrar que se ha realizado cada año, sin interrupciones de ningún tipo, desde 1892».

Finalmente, destacan el «profundo sufrimiento psicológico» al que fue sometido el toro utilizado en el 'correbou' y recuerdan que el animal «cayó de bruces al suelo desde el cajón de transporte y cabeceó desesperado en repetidos intentos de soltarse de la soga y escapar».